jueves, 16 de enero de 2014

PANORÁMICA



Si el Rey hubiera sido vidente, no se hubiera acercado jamás al elefante de la foto, ni le hubiera concedido la mano de su hija a Urdangarín, pero entonces perderíamos sustancia, de costilla rancia , en este país tan nuestro que algunos quieren comérselo en cuatro tajadas. Somos un pueblo rarito, diferente donde los haya con Manolos Escobares que nos cantan la copla y artistas- desde lejos- que nos hacen las portadas. Somos país de progresos y de grandes regresiones, con tsunamis que primero nos invaden sin preguntarnos nada y nos arrasan y nos dan el aire y luego se retrotraen  y solo queda miseria que limpiar en años. Siempre he pensado que Mariano , como Franco tiene un vidente a sueldo, alguien que le aconsejó seguir dando el callo cuando cualquier otro con sensatez se hubiera retirado, pero el vidente anda amorfinado y ya no sabe distinguir por dónde sacar cabeza y ha apuntado a la regresiva ley del aborto para , como ya hizo el estratega que tenían para ello en el gobierno de Zapatero incluyendo a las menores, confundir al personal, revolver tripas y sacar tertulias de andar por casa, para embotarnos la cabeza. Las leyes sacadas del armario para despistar, vienen bien porque encauzan otras reformas que no quieren que veamos, otras ideas que se nos quedan entre las manos, otras subidas, otros estigmas, para un cuerpo, el de los ciudadanos, que está cansado y hastiado , pero aún tieso por el palo metido hasta las entrañas, desde los cuartos traseros. Lo mismo otro año nuevo se nos ilumina la luz de los ojos y baja el jodido IVA que hace que los contratos que quería Navantia se marchen al Peñón y que los jóvenes se tengan que ir al extranjero, a hacer de piruetas de su vida para no morir en la infamia, que es tener que cosechar de la caja común de sus padres. No levantaremos nada sin lucha, ni esfuerzo, no levantaremos las manos si no van a acompañadas de ideas, ideas de cambio, de progreso y mejoría, para todos, no solo para algunos , porque el barco va lleno de gente y nadie es prescindible. Sangramos por múltiples heridas , por cajones rotos , apoyados en los contenedores de plástico del vertedero, esquinado con el okupa que vive en mi barrio que se droga a ratos perdidos con lo que saca aparcando coches con la mano diestra , la que levanta cuando ve a un mirlo blanco que se le acerca. Caminito que todos llevamos a las espaldas de Frontela , donde velarán nuestros cuerpos mortales que no es nuestro ingenio, ni nuestras ganas, ni la luz de nuestros ojos , que quieren ver mejoría y progreso, gente cantando y no muriendo, trabajo y más trabajo para los Astilleros, para las pequeñas empresa, para todos menos para los explotadores que comercian con nuestros cuerpos y nuestras mentes, con nuestros peores deseos, a los que vendemos más que el alma, el pobre sustento. Si el Rey hubiera sido vidente lo mismo ni hubiera salido de Estoril, ni se hubiera casado y hubiera seguido niño eterno, empadrado.

2 comentarios:

  1. Si el rey hubiera sido vidente hubiera empezado por no cargarse a su hermano.
    Es que nos toca cada uno...

    ResponderEliminar