martes, 3 de enero de 2012

EL FRIGORÍFICO POR DETRÁS




Han dado las uvas y nos hemos quedado con la boca colapsada, las audiencias es lo que tienen y nosotros la pavez más absoluta, hacemos mayoría como rebaño de ovejas y nos ponen los que les da la gana, porque la mayoría, de los que encienden plasma y buscan cadena, manda.

Yo dormí a pierna suelta y no vi ni a pantojiles ni a Igarteburus ni a nada, solo sueño reparador y pensamientos positivos que para penas ya tenemos muchas, en un país que de la nada y el ladrillo y sueños de pirados , hemos acabado en casa de Bernarda alba.

Pero el culebrón sigue y las tertulias palatinas de cuarto de mesa de planchar también y Letizia se frota las manos porque en el País, la Lindo, dice lo maravillosa que es y lo enamorada que está de su trabajo, que se lo regalo, porque encorsetarme y hacer piruetas , para gustar a todo el mundo , no puede ser tortura peor para un cuerpo regordete y libre de ataduras como el mío.


El cuento de la Cenicienta persiste y vemos la segunda parte, la que no se resiste a la realidad y vemos los enchufes y las tramas y vemos si nos quedan ojos para mirar y orejas para escuchar todo lo que se nos cuenta, y el que no quiera , es por eso, porque no quiere y prefiere quedarse a la realidad, sordo, mudo y ciego.

2 comentarios:

  1. A ti , que haces mi día más dulce, por decírmelo y sobre todo , por leerlo

    ResponderEliminar